¿Por qué hacen ruido mis articulaciones?

Todos en algún momento hemos experimentado ruidos en las articulaciones como, por ejemplo: las rodillas que truenan cuando nos ponemos de pie, el cuello que cruje cuando giramos la cabeza y los tobillos que suenan cuando giramos.

Por lo general, el agrietamiento de las articulaciones puede ser fuerte, y quizás un poco desconcertante. No es de extrañar que muchas personas piensen que podría haber algún problema con sus articulaciones cuando las escuchan hacer ruidos.

Pero si el agrietamiento constante que se combina con dolor o hinchazón, podría ser una señal de que algo está mal. Es en ese momento cuando debes acudir a un quiropráctico.

¿Cuándo debo preocuparme?

Mientras el ruido de las articulaciones no sea doloroso, está bien. Si empieza a existir algún dolor, podrías tener una lesión que requiere tratamiento, como:

  • Ratones articulares: Fragmentos sueltos de cartílago que, cuando se interponen entre un hueso y otro, provocan el crujido acompañado de dolor.
  • Rotura de menisco: Éste puede girar sobre sí mismo y producir el chasquido.
  • Otras patologías como luxaciones, artritis, etc.

¿Puedo hacer algo para que mis articulaciones crujan menos?

Los casos en los que estos chasquidos no están acompañados de dolor y no requieran de ningún tipo de tratamiento, pueden tomarse este tipo de medidas:

  • Hidratarte con frecuencia para facilitar la lubricación de las articulaciones.
  • Haz deporte, sin olvidar calentar y estirar correctamente (antes y después de la rutina).
  • Evita mantener la misma postura durante mucho tiempo.

No dudes en visitarnos

¡Reserva una cita hoy mismo!

Solicita información

¿Por qué hacen ruido mis articulaciones?

Todos en algún momento hemos experimentado ruidos en las articulaciones como, por ejemplo: las rodillas que truenan cuando nos ponemos de pie, el cuello que cruje cuando giramos la cabeza y los tobillos que suenan cuando giramos.

No dudes en visitarnos

¡Reserva una cita hoy mismo!

Por lo general, el agrietamiento de las articulaciones puede ser fuerte, y quizás un poco desconcertante. No es de extrañar que muchas personas piensen que podría haber algún problema con sus articulaciones cuando las escuchan hacer ruidos.

Pero si el agrietamiento constante que se combina con dolor o hinchazón, podría ser una señal de que algo está mal. Es en ese momento cuando debes acudir a un quiropráctico.

¿Cuándo debo preocuparme?

Mientras el ruido de las articulaciones no sea doloroso, está bien. Si empieza a existir algún dolor, podrías tener una lesión que requiere tratamiento, como:

  • Ratones articulares: Fragmentos sueltos de cartílago que, cuando se interponen entre un hueso y otro, provocan el crujido acompañado de dolor.
  • Rotura de menisco: Éste puede girar sobre sí mismo y producir el chasquido.
  • Otras patologías como luxaciones, artritis, etc.

¿Puedo hacer algo para que mis articulaciones crujan menos?

Los casos en los que estos chasquidos no están acompañados de dolor y no requieran de ningún tipo de tratamiento, pueden tomarse este tipo de medidas:

  • Hidratarte con frecuencia para facilitar la lubricación de las articulaciones.
  • Haz deporte, sin olvidar calentar y estirar correctamente (antes y después de la rutina).
  • Evita mantener la misma postura durante mucho tiempo.

Solicita información

¿Cuándo fue la última vez que hiciste un cita al quiropráctico?

¡Reserva una cita con nosotros hoy mismo!

¿Cuándo fue la última vez que hiciste una cita al quiropráctico?

¡Reserva una cita con nosotros hoy mismo!

¡No te vayas sin darle un vistazo!

Copyright © 2021 – Miller Centro Quiropráctico

Ir arriba

¡Reserva tu Cita!

Nuestro equipo se contactará contigo inmediatamente para confirmar la fecha y hora.