¿Una embarazada puede acudir
al Quiropráctico?

La quiropráctica puede ayudarte a hacer muchas cosas durante el embarazo, pero recuerda que el embarazo no es solo un vientre en crecimiento, sino una mujer que se está preparando para una de las experiencias más increíbles de su vida, una experiencia que transformará su actitud emocional y física. Es ahí donde un tratamiento quiropráctico puede ayudarte a que vivas esa experiencia de la mejor manera.

Algunas embarazadas vienen a la consulta con ciáticas, problemas lumbares, caderas que duelen, mala postura, entre otros. El cuidado quiropráctico durante el embarazo es muy seguro. Invertir en el bienestar de las mujeres que ya están embarazadas, o de las que están tratando de concebir, es un cuidado de rutina para la mayoría de los quiroprácticos.

Los quiroprácticos capacitados para trabajar con mujeres embarazadas usan camillas que se ajustan al cuerpo de una mujer embarazada.

Entonces, ¿Cuándo debo de acudir a un quiropráctico?

En el embarazo hay varios cambios fisiológicos que se producen en la preparación del ambiente indicado para el desarrollo del bebé. Los cambios podrían hacer que tu columna vertebral se desalinee o genere complicaciones en las articulaciones, como, por ejemplo:

  • Curva en abdomen saliente.
  • Aumento de la curva de la espalda.
  • Cambios en la pelvis.
  • Adaptaciones posturales.

Establecer el equilibrio y la alineación de la pelvis es una razón más para obtener el cuidado quiropráctico durante el embarazo. Cuando la pelvis está desalineada se puede reducir el espacio disponible para el desarrollo del bebé. Esta restricción se denomina restricción intrauterina.

Una pelvis desalineada también puede hacer que el bebé no pueda entrar en la posición adecuada al momento del parto, lo que puede afectar la capacidad de la madre para tener un parto natural, dando lugar a intervenciones quirúrgicas como la cesárea.

Manteniendo la columna alineada ayudamos a que todo el cuerpo trabaje de forma eficiente. Si estás embarazada no dudes en contactarnos, nosotros sabemos cómo ayudarte, te esperamos.

No dudes en visitarnos

¡Reserva una cita hoy mismo!

Solicita información

¿Una embarazada puede acudir
al Quiropráctico?

La quiropráctica puede ayudarte a hacer muchas cosas durante el embarazo, pero recuerda que el embarazo no es solo un vientre en crecimiento, sino una mujer que se está preparando para una de las experiencias más increíbles de su vida, una experiencia que transformará su actitud emocional y física. Es ahí donde un tratamiento quiropráctico puede ayudarte a que vivas esa experiencia de la mejor manera.

No dudes en visitarnos

¡Reserva una cita hoy mismo!

Algunas embarazadas vienen a la consulta con ciáticas, problemas lumbares, caderas que duelen, mala postura, entre otros. El cuidado quiropráctico durante el embarazo es muy seguro. Invertir en el bienestar de las mujeres que ya están embarazadas, o de las que están tratando de concebir, es un cuidado de rutina para la mayoría de los quiroprácticos.

Los quiroprácticos capacitados para trabajar con mujeres embarazadas usan camillas que se ajustan al cuerpo de una mujer embarazada.

Entonces, ¿Cuándo debo de acudir a un quiropráctico?

En el embarazo hay varios cambios fisiológicos que se producen en la preparación del ambiente indicado para el desarrollo del bebé. Los cambios podrían hacer que tu columna vertebral se desalinee o genere complicaciones en las articulaciones, como, por ejemplo:

  • Curva en abdomen saliente.
  • Aumento de la curva de la espalda.
  • Cambios en la pelvis.
  • Adaptaciones posturales.

Establecer el equilibrio y la alineación de la pelvis es una razón más para obtener el cuidado quiropráctico durante el embarazo. Cuando la pelvis está desalineada se puede reducir el espacio disponible para el desarrollo del bebé. Esta restricción se denomina restricción intrauterina.

Una pelvis desalineada también puede hacer que el bebé no pueda entrar en la posición adecuada al momento del parto, lo que puede afectar la capacidad de la madre para tener un parto natural, dando lugar a intervenciones quirúrgicas como la cesárea.

Manteniendo la columna alineada ayudamos a que todo el cuerpo trabaje de forma eficiente. Si estás embarazada no dudes en contactarnos, nosotros sabemos cómo ayudarte, te esperamos.

Solicita información

¿Cuándo fue la última vez que hiciste un cita al quiropráctico?

¡Reserva una cita con nosotros hoy mismo!

¿Cuándo fue la última vez que hiciste una cita al quiropráctico?

¡Reserva una cita con nosotros hoy mismo!

Copyright © 2021 – Miller Centro Quiropráctico

Ir arriba

¡Reserva tu Cita!

Nuestro equipo se contactará contigo inmediatamente para confirmar la fecha y hora.